Entrevista: Cristian Muros, el vino en Canarias

Portada Enologo

OVB entrevista a Cristian Muros, técnico superior en enología y viticultura. En su trayectoria profesional ha tenido la oportunidad de trabajar para bodegas como Ansite, La Aldea o Viejo Antón. Actualmente ejerce su profesión como asesor enológico en la bodega Viejo Antón.

1.Queremos conocer tu visión acerca de la historia y evolución vitivinícola de las Islas Canarias.

La historia de las islas se remonta aproximadamente a unos 500 años. Supuestamente la vid se introdujo en Canarias por los conquistadores, posiblemente la razón principal por la que la trajeron fuera la dificultad de enviar los vinos aquí. En esa época el único modo de hacerlo era mediante navíos, pero entre la lentitud de estos, y su fragilidad, lo mejor era conseguir tener una producción local.

De este modo surgió una enorme diversidad de variedades y tipos de vinos, ya que Canarias se había convertido en un puerto de conexión entre los tres continentes (América, Europa y África) y las gentes de los diferentes pueblos trataban de emular los vinos de sus tierras.

El vino se aclimató rápidamente a las islas debido a las condiciones climáticas y al terreno volcánico. Además, con la caída del cultivo de la caña de azúcar, se extendió rápidamente y cobró mayor importancia. Esto se debe a dos situaciones.

Primero por la gran calidad conseguida con la Malvasía, con la que se producía el vino del mismo nombre. Esta variedad provenía de Creta, posiblemente traída desde Madeira en la segunda mitad del siglo XV.

La otra situación era la posición geográfica de las islas. Constituía una posición estratégica, ya que servía de conexión para los tres continentes y era de obligada escala para cualquier viaje. De este modo el “malvasía” de Canarias ganó una gran fama en muchos sitios.

Todo esto genera una gran demanda del vino canario convirtiendo la elaboración y exportación del vino en la principal fuente de ingresos durante casi tres siglos.

Este comercio, aunque se exportaba a diferentes países de Europa y sus colonias, además de las nuestras, se realizaba principalmente con Inglaterra y sus colonias. Los envíos algunos años llegaban a ser de unos 13.500.000 litros (30.000 pipas).

Es tanto el éxito de este vino que casi podríamos decir que tenía su propia denominación de origen “Canary”.

La exportación del vino a las indias se realiza a partir del siglo XVI, de tal forma que Canarias llega a contar con una flota solo para este fin, que por otro lado siempre se vio entorpecido por la maniobras restrictivas de Sevilla y Cádiz que querían vender sus propios vinos y utilizaban la Casa de Contratación y Consejo de Indias.

De este modo las restricciones obligaban a Canarias a enviar cinco familias por cada 100 toneladas embarcadas, como contribución al pueblo del nuevo mundo. Lo que ocurrió con este hecho no fue otra cosa que la introducción de la vid en América, ya que aunque estaba prohibido, los nuevos colonos llevaron sarmientos de estas en sus viajes.

El declive de este comercio comenzó con la independencia de Portugal y la pérdida del mercado de sus colonias. Carlos II de Inglaterra se casó con Catalina de Braganza, lo que favoreció el comercio de vino entre su país y los ingleses, perjudicando a Canarias. Además de esto, se implantó la Ley de Navegación en 1661 y la posterior creación en 1665 de la Compañía del Monopolio. Estos puntos marcan el inicio de la crisis.

Después de todo esto, el comercio se mantuvo con altibajos hasta mediados del 1800 cuando primero un ataque de oídio y unos años después otro ataque de mildiu, el cultivo recibe un descalabro definitivo. Luego el vino tuvo un siglo y medio de decadencia hasta que a fines del siglo veinte, en la década de los 90` se empieza a recuperar gracias al interés mostrado por diferentes Consejerías, Cabildos y Ayuntamientos, poniendo al día las técnicas, procedimientos y calidades de los vinos Canarios.

2.”Uvas nacidas del mar y el volcán”. ¿Cuáles son los principales atractivos (atributos de valor) de los vinos canarios?

Los características de los vinos canarios son muy variadas. Para empezar somos uno de los pocos lugares del mundo donde no hay filoxera (un virus que afecta a los pies de todas las vides de forma que las mata, el pie americano es resistente a esta enfermedad), con lo cual los pies de nuestras vides no son de injertos y pueden transmitirse mejor las cualidades de las variedades que usamos.

Segundo, en nuestras islas posiblemente hayan registradas entre 100 y 200 especies diferentes de uvas, entre las variedades y sus derivados, si bien las variedades utilizadas son más bien pocas.

Por último, los vinos tienen un carácter único, debido al clima y al terreno que disponemos, lo cual les confiere un sabor muy particular.

El listan negro posiblemente sea la variedad más utilizada (por lo menos en Gran Canaria). Es un variedad tremendamente resistente a las enfermedades y que además da una buena cantidad de uva. A cambio por lo general tiende a tener un sabor más pobre, suele tener un IPT bajo (ipt: índice de polifenoles totales, este índice indica los polifenoles o cuerpo que tiene el vino, dicho de otro modo, a mayor ipt, más cuerpo, y posiblemente mejor, será el vino). Por esta razón, esta variedad suele mezclarse con otras como castellana, tintilla, babosa, etc., que mejoren la calidad de los vinos, aunque también hay muchas otras variedades.

En blancos la variedades más usadas  son: el listan blanco, Pedro Ximenes, Gual, Vijariego, Malvasía y Moscatel blanco, con estas dos últimas además se hace el vino dulce, el vino afrutado o el semi dulce entre otros.

3.¿Cuáles son las principales bodegas que se dedican a la actividad enoturística en Canarias?

La mayoría de las islas, si no todas, tienen bodegas que se dedican al enoturismo. Tenerife es la que cuenta con un mayor número de rutas y bodegas adaptadas a tal fin, en segundo lugar estaría Lanzarote y posteriormente Gran Canaria. Por lo general estas rutas suelen ir  emparejadas a sus correspondientes denominaciones de origen.

Por citar algunas de ellas tenemos bodegas como el Monje, El Lomo o Agrienca en Tenerife. En Lanzarote, El Grifo o Stratvs, y por parte de Gran Canaria, las bodegas de Los Berrazales, Los Lirios o Plaza Pérdida, entre otras.

4.¿Cuál crees que es el grado de satisfacción del enoturista? ¿Cómo se podría aumentar?

Sinceramente, no lo sé. Estamos en una zona donde el principal atractivo turístico es el clima y el mar (dado que estamos en un archipiélago, que por otro lado sería lo normal), con lo cual el único modo en el que nuestro enoturismo se convierta en un autentico reclamo sería ofrecer algo distinto a lo que estén acostumbrados a ver sus visitantes.

5.Los informes señalan que la estancia media del enoturista es muy reducida (2 días en destino). ¿Cómo crees que se podría ampliar esa estancia?

La mayoría de las bodegas de Canarias son muy pequeñas, en muy poco tiempo las podemos recorrer. Para aumentar el grado de satisfacción del enoturista, por ejemplo, se podrían realizar actividades paralelas que le aseguren una estancia más diversificada.

Un método para aumentar este interés y satisfacción podría ser combinar las visitas a las bodegas con tareas didácticas, visitas los sitios emblemáticos de las zonas en conjunto con otros organismos de la región o hacer rutas conjuntas con otras denominaciones de origen cercanas. Con ello también aumentaríamos la estadía de estos visitantes.

6.¿Cuál es la posición de las instituciones públicas en relación al enoturismo?

Apoyar cualquier propuesta privada que fomente la distribución del producto, dándole un valor añadido a través del enoturismo.

Como por ejemplo, las actuaciones del Consejo Regulador, así como las de la Federación Vinigran, quienes han creado la Ruta del Vino de Gran Canaria.

7.¿Consideras que existe una apuesta por promocionar el enoturismo en Canarias? En este sentido, ¿qué futuro le auguras al enoturismo en el archipiélago?

Considero que sí. Espero que se produzca un crecimiento a lo largo de los años, tanto por las iniciativas privadas como por las públicas que surjan en este sentido, dando lugar a un mayor conocimiento de la vitivinicultura en las Islas Canarias.

Fuente: http://overbookinggc.com/vino-canarias/

This entry was posted in Hecho en Canarias, Made in Canary Islands, Stratvs, Vinos, Vinos Canarios. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.